34 Parte de nieve

iphone 19 diciembre 279 iphone 19 diciembre 262 iphone 19 diciembre 330 iphone 19 diciembre 358¡¡AVISO!! ESTE POST ES UN TOSTÓN SI NO TE INTERESA EL SNOWBOARD (PUEDE QUE LO SIGA SIENDO AUNQUE TE INTERESE), LO ESCRIBO COMO DOCUMENTO DE REFERENCIA PARA COMPARAR CON OTRAS TEMPORADAS DE NIEVE, PUEDE SER MÁS RÁPIDO E INDOLORO ECHAR UN VISTAZO A LAS FOTICOS Y PASAR DE LEER EL TESTAMENTO, AVISADOS QUEDÁIS.

Miércoles, las pistas amanecen de color blanco brillante. El sol intenta calentar y el “huevo” que sube esquiadores ya está girando. La nevada de anoche hace que hoy puedan abrirse unas cuantas pistas más, aunque yo tuve bastante ayer con las que había, sobre todo con las que a pesar de estar cerradas tenían enormes cantidades de nieve polvo sin pisar. Pero ayer la niebla no dejaba ver la belleza del lugar. Hoy todo esta claro y puedes ver no sólo las pistas, sino un horizonte de montañas blancas.

Tras la primera bajada me encuentro dentro del huevo apretujado en el pequeño banquito con seis esquiadores. El que esta justo a mi lado podría tener ochenta años, no para de hablar, escupe cuando habla y huele a cabra enferma. Concentrémonos en la bajada: las pistas están pisadas, rápidas y sin hielo, tampoco hay mucha gente así que se puede correr sin jugártela. Lo mejor es que hay un kicker y una pirámide que no estaban ayer.

La segunda bajada ha sido más de lo mismo, me he atrevido con la pirámide, pero el salto aún me da respeto. Si al menos hubiera alguien para grabarlo por si me doy un ostión tendría documento gráfico de lo que ha salido mal… A ver si le echo pelotas.

Tercera bajada y acabo de ser testigo de como un esquiador de 14 años se rompe el coxis en el kicker grande. Ahora está cerrado, tampoco es que me apetezca probar ya… Lo “bueno” es que he visto trabajar a los pisteros de Snowbasin y son muy profesionales; han llegado enseguida, han inmovilizado al chaval como si se hubiese roto la columna y se lo han bajado con cuidado pero rápido. Pese a todo, ojalá no los necesite nunca.

Cuarta bajada y la pirámide está controlada, está claro que necesito tres rápidas para calentar. He oído por ahí que quieren abrir el salto otra vez, pero yo hoy salto donde sea menos donde se acaban de romper el culo, puedo entrar más fuerte y con más confianza a los saltos que ya tengo un poco controlados en vez de jugármela en uno nuevo que acaba de probarse peligroso.

Después de cuatro bajadas más han abierto el salto de nuevo, tras ver unos cuantos saltos sin accidente me he animado a saltar yo también. Dos saltos. El primero demasiado lento y con más miedo que siete viejas, aterrizado en el plano pero planchado y controlado. El segundo un poco más rápido pero con menos control, aterrizado en el límite plano-recepción.

Tras diez bajadas y cinco saltos, dos de ellos aterrizando donde debo, con subidón de adrenalina y ganas de hacerlo otra vez, la montaña se está quedando vacía. Son las tres y media y hace un frío que ni en Alcázar, además se empieza a nublar. Lo bueno de tener pase de temporada es que te quitas el estrés de “tengo que aprovechar que a saber cuando vuelvo”, vuelves cuando quieres y es una pasada.

De momento llevo 9 días de nieve, el primero el 17 de noviembre yo solito en Brighton, en Salt Lake, cuando Snowbasin no había abierto aún. El segundo y el tercero ya en Snowbasin con Jean el uno y dos de diciembre. El día uno estuvimos en la pista de aprendizaje todo el día y subimos a Middle Bowl una vez. El día dos estuvimos en la pista de aprendizaje y cuando estábamos listos para ir a las azules, nos dijeron que cerraban por viento. Mi cuarto día fue el sábado 8 de diciembre, antes de la derrota de Manny Pacquiao, con sólo la silla de Middle Bowl abierta, un poco rollo. El quinto día fue el viernes 14 de diciembre, recién salido del cole, con la tabla en el coche. Fue el primer día que pude disfrutar de una bajada completa desde Needles hasta abajo del todo, hubo un concurso de freestyle. El sexto día lo hice con Jean, el sábado 15 de diciembre. Calentamos en la pista para bebés y luego hicimos dos bajadas desde Needles, descansamos en el “super lodge de lujo” escuchando a Jeff Crosby and the Refugees y Jean me dijo que quería hacer otra bajada, la hicimos casi hasta el final, cuando decidimos que mejor andar el último kilómetro que penarlo. El séptimo día fue con Jean también, el domingo 16 de diciembre, llegamos algo tarde, a eso de las doce, pero tras calentar en la de los peques hicimos Dan’s run penando un poco, practicamos más en la pequeña y luego hicimos al menos otra (puede que dos, no estamos seguros) desde Needles por lo más fácil. El octavo día fue el martes 18 de diciembre, con gran cantidad de nieve polvo y un día un tanto gris en el que me acabó doliendo el pie de atrás de tanto cargar el peso para flotar en el “powder”, también batí mi récord de velocidad: 6 minutos y 28 segundos desde Needles hasta abajo. Mi noveno día ha sido hoy miércoles 19 de diciembre y está más que descrito en el post. Sorry por el tostón, es un cuaderno de bitácora que me será útil para valorar la temporada.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: