39 Speakinglis

Una chica de veintiochos años habla con un chaval mientras espero el tren, que llega tarde. La chica dice que es de Florida, que allí nunca nieva y que incluso el año que nevó en todos los estados, incluido Hawaii, en Florida tampoco nevó. Están sentados en la parada del tren con tres asientos separándoles. El chico le pregunta si le gusta Ogden y ella contesta que es genial para gente que le gusta hacer snowboard, dice que le encanta pero que es malísima haciéndolo y que le gustaría explorar la zona más porque no ha tenido tiempo por su trabajo. El tren llega y nos separamos, pero no sin darme cuenta de algo: tras casi siete meses en los Estados Unidos puedo cotillear conversaciones que tienen lugar a unos metros de mí, sé lo que dicen los anuncios de la radio que van a toda leche y si hay una tele encendida en otra habitación sé lo que ponen y de qué hablan. Eso no quiere decir que no haya veces que no me entere de algo, pero si antes tenía poca vergüenza a la hora de preguntar, ahora que lo que no entiendo supone una anecdótica mínima parte de la conversación pues ya no tengo el típico miedo a ser un cansino. El otro día en el concierto decía cosas por el micro sin darme cuenta de que no estaba hablando en mi idioma, las otrora terroríficas conversaciones telefónicas ya no son problema, soy capaz incluso de llamar a los padres para ver qué pasa con sus enanos en el cole, hago de traductor en tiempo real cuando viene un papá que sólo habla español y otros profes necesitan que les explique por qué su niño va mal o bien en el cole, hablo con Jean en los dos idiomas indistintamente (salvo cuando hay cabreo, que los dos volvemos a la lengua nativa, lo cual es una mierda porque si de repente uno de los dos cambia a su idioma se le nota que te cagas que está cabreado…), a veces estoy en alguna parte y escuchando algo por megafonía pienso, “¿Por qué lo repiten todo otra vez?” pero lo que pasa es que lo habían dicho en inglés y ahora lo repetían en español, o al revés… En fin, que da gusto después de tanto esfuerzo tantos años poder dominar una lengua y disfrutarla. Os animo a que estudiéis un idioma. Es más, animo a mi yo viejuno del futuro y con tiempo libre a empezar a aprender una lengua. ¿Sabes ruso ya? ¡Pues ya estás tardando!

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: