54 Terapia

AVISO: ESTE POST REZUMA ODIO Y LO ESCRIBÍ HACE UN MES, PERO NO LO PUBLIQUÉ PORQUE SOLO ESCRIBIRLO CUMPLIÓ SU COMETIDO. AHORA LO PONGO PORQUE ME DA PENICA BORRARLO. AHORA EN VACACIONES HASTA HACE GRACIA.

“A la mierda las instituciones, toda clase de partido, de gobierno y de tradiciones. Malos ejemplos, con condiciones, que hacen que la vida se base en sobrevivir. Yo podría tener la isla y comer uvas con queso, tomar el sol desnudo y pensar ná más que en mí… ”

Estoy hasta la polla de muchas cosas. Voy a soltar lastre, odio y reniegue máximo del mundo. Si quieres buen rollo y cosas alegres o te quieres ahorrar el trago, puede que sea mejor así…

Tengo un niño en el cole que era adicto a la cocaína antes de nacer, su madre se drogaba todo lo que podía mientras él se gestaba. Joshua tiene cambios de humor que no se espera ni él. Vive en una montaña rusa emocional, pero ha encontrado en el dibujo algo que le motiva (vale, sólo a veces). Dibuja monstruos, niños llorando, cabezas cortadas y flechas clavadas en ojos. Prácticamente cualquier cosa que dibujaría un niño poseído de una peli de terror, pero Joshua no es una peli, es de verdad. Cuando está de buen humor es un niño normal, más bien grandulón, como super-ñoño (en parte porque sus profesores le hicieron repetir con 4 años), que parece un poco lento (en parte porque sus tutores legales le dan una gran cantidad de medicinas) y que dibuja bastante bien para su edad (en parte porque es lo único que le hace sentir que es bueno en algo). Cuando se cabrea, suele tirar lápices y colores volando, rajar libros y cuadernos, pintarrajear violentamente las mesas y darle la vuelta a las sillas. Deja de hablar para gruñir y a veces mete la cabeza entre las rodillas durante horas, sin que nadie pueda sacarsela sin pelea. Joshua es mi buena acción del año. Desde que empezó en mi clase ha estado mucho mejor y aunque dibuja mucho y pasa de lo que yo quiero enseñar, todo el mundo dice que está mucho mejor que el año pasado que había bronca todos los días. Últimamente, sin embargo, he tenido la “ayuda” de la especialista en necesidades especiales, una garrula insensible que no es capaz de entender que un manual de cómo tratar a un niño no sirve para tratar un niño así si no hay un cerebro y un corazón que aporten sentido común y algo de afecto a la parrafada técnica. Se pasa los días hablándole al enano cómo si fuera un puto formulario para transtornados y el enano está más cabreado que nunca. Me dicen que soy blando, que no está aprendiendo, que sólo dibuja y queno le puedo dibujar en la clase. Yo veo al próximo Van Gogh y ellos ven que no sabe medir en centímetros, inches y su puta madre. Quieren que le quite los cuadernos y lo obligue a “atender” (en realidad cuando no dibuja lo que hace es tirar cosas y odiar su vida). Resumiendo, estaba muchísimo mejor sin ayuda que con esta hijadeputa sin alma. Me he quedado mucho mejor, gracias.

He perdido el pasaporte, pero también perdí el carnet español y por supuesto el carnet de conducir. Para hacerme el carnet de conducir necesitaba el carnet español y por supuesto no lo tenía, así que tuve que sacarmelo como un americano más, lo cual es fácil y barato, no como en España, pero ahora que no tengo tampoco pasaporte pues lo mismo tampoco puedo. Además ya ha salido la convocatoria de profesores visitantes, esa a la que quiero aplicar para intentar ir a California el año que viene y no sé si voy a poder o no porque no tengo  ni un puto documento que pruebe que yo soy yo. Cada vez que voy a un bar tengo que usar el carnet del Héctor para que me dejen entrar (lo raro es que ha colado y todo) y muchas veces no me puedo pedir una cerve porque en mormonland no se puede pedir sin carnet ni aunque parezca que tienes 80 años. También tengo miedo de cuando vaya a por el pase de temporada para hacer snowboard me pidan un “photo ID” y no me lo den, o de que me pare la poli y no me pueda identificar y me metan en el trullo. ¿Por qué no te lo haces? Porque tengo que ir a la consulado de España en Los Ángeles y es un viaje de muchas horas en coche (porque en avión no puedes ir si no tienes pasaporte), así que esperaré a navidades y me bajaré con Jean a visitar a su familia. Odio la burocracia.

Tengo las dos bicis pinchadas y estoy hasta los huevos. Este lunes a medio camino del cole se me pinchó la bici y me pillé tal cabreo que no fui a trabajar. Jean me recogió y como no tenía ni un puto duro en la cuenta (soy muy listo y me he comprado un ampli este mes y si quería sacar de los ahorros tarda tres días) pues no podía ni pillarme una recámara. Además también me cargué otra cámara porque no coloqué la cubierta bien y cuando le estaba dando aire se salió media cámara por el lado y reventó dejando la casa entera llena de la mierda esa pringosa que se supone que tiene que salirse cuando se pincha la bici, pero que no hace una puta mierda cuando el pinchazo es algo más importante que una espina microscópica. Hala, terapia finalizada.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: