58 Inmigrante

Durante mi estancia en Los Ángeles tuve la suerte de ver en directo a Russel Brand, un comediante, activista y friki inglés que estuvo casado con Kate Perry un par de meses. En su lúcido y divertido (mas bien descojonante) análisis de varias figuras míticas, véase Gandhi, El Ché, Malcolm X y Jesucristo, el nota habla de la inmigración en términos que un mandril puede comprender. Dice: “sabes, un inmigrante es sólo alguien que solía estar en otra parte”. Bueno os pongo el link para que le echéis un vistazo, si os ponen los cómicos con pinta de rockstar que hablan bien, puede que Russel sea vuestro tipo. A Jean y a mí nos tiene enamorados.

A lo que voy es que el día 5 de abril de 2014, si yo decidiera quedarme en este país pasaría a ser un inmigrante ilegal, y es que una cosa es oír en una manifestación “¡ningún ser humano, es ilegal!” y pensar que estás de acuerdo, que tiene sentido, y otra cosa distinta es sentir en tu propio pellejo que alguien te va a etiquetar como “ilegal” en unos días. La sensación, después de trabajar dos años aquí y con una novia en este país, es cuanto menos irritante. Estoy seguro que un argelino que intenta cruzar el estrecho en una patera se puede sentir ofendido por este comentario viniendo de un europeo, con acceso a libre movimiento en una extensa unión de naciones de las llamadas “desarrolladas” (o más bien de las que arrollan a las otras) y cuyo trabajo espera a la vuelta de su aventura americana. El visado que tengo es válido únicamente para trabajar con una única empresa, mi cole, y si mi empresa no necesita mis servicios, dejo de ser una persona útil en este país.

Al día siguiente de mi despido oficial, puse mi tabla de snowboard en mi pequeño 4×4 y me subí a Powder Mountain, donde había concertado una entrevista de trabajo con el jefe de la escuela de esquí y snowboard de la estación. El pavo se mostraba entusiasmado de que pudiera hablar español, y me dijo que tenía que ver cómo iba en la tabla y cómo daría una clase, me imprimió un pase para el día y subimos a un telesilla. Tras hacerme bajar haciendo giros de varios ángulos, a distintas velocidades, por pista y fuera, me dice que le gusta y que vamos a hacer papeles, es entonces cuando hablo de mi visado J-1 y él me indica que sólo es válido para un empleo (por lo visto a los del City Weekly se les puede caer el pelo por dejarme trabajar de freelance). Por lo menos me quedé el pase y conocí una nueva estación por la patilla.

Hoy me dirijo a la oficina de inmigración porque alguien ha encontrado el pasaporte que perdí hace unos meses. Por lo visto me lo olvidé en un restaurante 24 horas que se llama Dee´s y en lugar de meterlo en un buzón de correos o llevarlo a la policía, esperó hasta que un oficial de inmigración que conoce pasara por el restaurante para dárselo (yo creo que la persona en cuestión simplemente no quería interactuar con un peligroso “IMMIGRANT!”). A día de hoy tengo un pasaporte nuevo que me hicieron en la embajada de España en Los Ángeles cuando estuve en navidad, pero los inútiles pusieron mal mi fecha de nacimiento, por no hablar de que el nuevo no tiene el visado pegado y aunque tengo un documento llamado DS-2019 que justifica mi estancia como legal y es el requisito para obtener el visado J-1, es mejor tener el visado en el momento de pasar la aduana.

En definitiva, con todos mis respetos, mi apoyo y mi comprensión máxima a los ocupantes de pateras, estoy hasta los huevos de sentir que soy menos persona en esta parte del mundo porque soy una persona que solía estar en otro lado. También estoy harto de que los miembros de los grupos musicales en los que no voy a poder continuar me insten a casarme por papeles cuando nunca he creído ni querré en el matrimonio, si alguien me puede explicar por qué una persona casada tiene más derechos que una que no lo está, o qué razonamiento puede apoyar este sinsentido, le doy un dólar. Paz y amor.

Categorías: Sin categoría | 5 comentarios

Navegador de artículos

5 pensamientos en “58 Inmigrante

  1. Yin

    JUST STAY. STILL. ON THE ROCK.

    Fuck ‘em all. America doesn’t deserve you.

  2. Hetol

    Don’t argue, the world doesn’t deserve any of us… MUAHAHAHAJAJ
    no, ya en serio, es una putada, sobre todo viniendo de un país de inmigrantes

  3. Laura

    Don´t worry! seguro que en na de tiempo vuelves de nuevo a trabajar por allí.Animo!muac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: