59 The End (Part II)

Sí, ya sé que dividir la peli final de Harry Potter en dos partes fue muy cutre. También me da grima pensar que la última de “The Hunger Games” se va a partir en dos, pero el caso es que cuesta despedirse de algo que gusta, así que repito título para el post y además me reservo el derecho a hacer un tercer capítulo (desde que Peter Jackson ha sacado tres pelis del Hobbit, nada parece injustificado).

10 de abril del 2014, Alcázar de San Juan. Estoy en la biblioteca donde una inútil me ha tenido veinte minutos de reloj esperando para darme una clave para usar internet. Llevo 5 días en España y ya tengo un DNI, una bici, cuenta bancaria, un móvil (622345110 para el que esté interesado) y una fecha de regreso al cole: ¡Mañana! Sin embargo todavía no tengo coche porque alguien le arrancó la batería (me lo dan esta tarde y de todas formas  tampoco hace falta para nada teniendo este tiempo y bici), tampoco tengo internet, y lo que menos tengo es la más ligera idea de qué va a pasar con lo que más quiero en el mundo: JEAN.

Tras estos cinco días sin ver a Jean Marie Ansolabehere (que parecen 5 meses ya), lo único a lo que puedo aspirar es a tener una conexión de internet y poder hablar con ella a través de una pantalla en horarios incómodos. El único momento en el que nos hemos visto, lo único que hemos podido hacer ha sido llorar y pasarlo peor. La vida en Alcázar es como volver a una vieja rutina, sencilla y agradable. El abrigo de los amigos, la familia, el clima, la cercanía de todo moñigón en general hacen de la vuelta algo fácil y lógico, pero la ausencia de quien llenaba tu vida hace menos de una semana deja un vacío muy grande. Echo de menos todo lo que compartía con Jean, no puedo dejar de pensar en Jean ni un solo momento, aunque trato de mantenerme ocupado y activo. Vamos, que esto es una declaración pública de amor incondicional. Si esto te parece cursi y/o no te interesa, puedes parar de leer ya…

JEAN, ERES LO MÁS BONITO QUE ME HA PASADO EN LA VIDA Y ESTOY CONTANDO LOS SEGUNDOS PARA VOLVER A VERTE.

No sé cómo, pero no puedo parar de pensar que tenemos que estar juntos como sea y donde sea. No me vale con una imagen bidimensional en una pantalla led. No quiero una pareja virtual. Quiero compartir mi vida contigo como la hemos compartido durante estos dos años y pico. TE QUIERO.

Pido perdón a lectores habituales, pero llevo cinco días “dealing with” esto “by myself” y no puedo más. Besos a todos.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: